Vecinas y vecinos organizados piden extremar medidas para salvar la Reserva Nonguén del fuego

Hace 5 días que se incendia el bosque del cerro Manquimavida en Chiguayante y la Reserva Nonguén en Concepción, a pesar del arduo trabajo que desarrollan equipos de emergencia por tierra y aire, donde en el caso de las aeronaves vuelan por casi 14 horas diarias para intentar extinguir el fuego que avanza.

Aún cuando el fuego no ha afectado a viviendas, si se aproxima peligrosamente en oportunidades en Chiguayante y en Nonguén a terrenos habitados. Situación que ha llevado a vecinos y vecinas organizados a realizar diagnósticos propios del avance del fuego, frente a los reportes de la autoridad que dan cuenta de un incendio controlado, donde la columna de humo es señal evidente de que algo se está quemando, a pesar de lo “controlado” de la situación.


 


Hasta el día de ayer un poco más del 3% de la reserva nonguén había sido consumida por el fuego, generando un daño irreparable. Situación que es cuestionada por los vecinos y vecinas de nonguén agrupados en la Asamblea Nonguenche, quienes requieren un mayor despliegue para finalmente detener el avance del fuego e incluso declarar zona de catástrofe para disponer de mayores recursos para la emergencia. Es más, ellas y ellos mismos están comprometidos con la tarea de extinguir el fuego, colaborando con una segunda línea que avance detrás de las brigadas de Conaf y bomberos con el objetivo de extinguir las brasas remanentes que puedan reactivar un nuevo foco de incendio.

La disposición a colaborar de los vecinos y vecinas del sector se ha materializado además con un punto de acopio, donde reúnen bebidas isotónicas, frutas, barras de cereales y agua, las que son trasladadas por ellos mismos al interior de la Reserva Nonguén para abastecer a los brigadistas y bomberos. Dada la virtud de la gente de Nonguén, conscientes de su entorno, su conocimiento del terreno y sus caminos, han contribuido durante la emergencia en orientar a las brigadas proveniente de otras regiones.

Además diferentes organizaciones han señalado la urgencia de proteger la Reserva Nonguén estableciendo zonas de protección en su perímetro para resguardarse de este tipo de emergencias, haciendo retroceder el cultivo de pino y eucaliptos en terrenos vecinos, plantaciones forestales que son consideradas vegetación altamente combustible.


Los Animales del Zoológico

Una preocupación adicional representa el Zoológico de Concepción, donde los animales han debido enfrentar la emergencia en sus reducidos espacios y frente a una eventual evacuación se desconoce si existen los protocolos para el retiro de emergencia de los animales, incluidos los más grandes. Es por esta razón que vecinas, vecinos, animalistas y antiespecistas de la ciudad de Concepción han declarado su más profunda preocupación por la salud y protección de los animales que se encuentran en cautiverio dentro del Zoológico de Concepción, quienes han requerido su traslado hasta que se extinga finalmente el fuego.

Vecinas y vecinos organizados piden extremar medidas para salvar la Reserva Nonguén del fuego